TÉCNICA ADECUADA DE LACTANCIA MATERNA

 
 
  • Inmediatamente después de nacer, tu bebé esta preparado instintivamente para pegarse al seno, es en esos primeros minutos después del nacimiento donde tenemos una de las oportunidades más claras para asegurar una adecuada lactancia materna. Cuando la madre por algún motivo no puede lactar, no debe ofrecerse tetero con chupo, debe administrarse leche en copita o por medio de una jeringa. Esto evitará que el niño rechace el seno posteriormente.

  • La madre debe estar sentada en una posición cómoda, el abdomen del niño debe tocar el abdomen de la madre, ella no debe tener ningún tipo de ropa ni brasier. Para sostener el bebé podemos colocar varias almohadas para que quede a la altura del seno.

  • En caso de no estar cómoda, puede posicionarse de diferentes maneras hasta lograrlo.

  • Después del parto muchas mujeres prefieren estar acostadas de lado, el bebé debe posicionarse en la cama, directamente al frente de la madre, con el seno al alcance de su boca.

  • El bebé instintivamente buscará el seno materno después de haber sido posicionado en contacto piel a piel, le puedes ayudar rozando suavemente el pezón con su boquita, de esta manera abrirá la boca.

  • Cuando la boca del bebé esté bien abierta y el labio inferior se encuentre ligeramente hacia afuera, se introduce no solo el pezón, sino una porción grande de la areola en la boca. De esta manera se agarrará adecuadamente y permitirá el flujo de la leche desde el seno hasta la boca del niño. El mentón y la nariz deben estar en contacto con el seno.

Lactancia.jpg
 
 
 
  • Si el niño está tomando adecuadamente, podrás ver que succiona rítmicamente, y a veces pausa y vuelve empezar. Además, empezaras a notar que traga frecuentemente.

  • Es útil exprimir un poco de leche y dejarla sobre el pezón antes de pegar al bebé, el olor de la leche hará que busque el seno y se pegue con mayor avidez.

  • Es un error frecuente cuando el bebé se pega únicamente del pezón y no de la areola completa, esto bloquea la salida de la leche, y favorece el dolor y las heridas en el pezón por un agarre inadecuado.

  • Recuerda, si te duele cuando el bebé se pega, es que está mal pegado y debes ajustar la posición.

  • El estímulo que tu bebé ejerce mientras succiona es el que finalmente genera las señales nerviosas para que se produzca más leche, por lo tanto, entre más pegues a tu bebé, más producción de leche tendrás.

  • La lactancia materna debe realizarse a libre demanda, es decir, cada que tu bebé lo pida. Tu bebé te indicará que tiene ganas de comer, lo notarás más activo, se meterá las manos a la boca, y buscará tu seno. El llanto es un signo tardío de hambre por lo que es ideal amamantar al niño antes de que este aparezca.

  • Si notas que tu bebé no está despertándose a alimentarse, no debes dejar pasar más de 3 horas entre cada sesión de amamantamiento.

 
 
  • Permítele al bebé que se pegue al seno el tiempo que desee, normalmente debe succionar de un seno durante aproximadamente 10-15 minutos para obtener los nutrientes necesarios. La leche que obtiene los primeros minutos tiene mayor contenido de agua y carbohidratos, lo cual colma la sed del bebé. La leche obtenida los últimos minutos del amamantamiento contiene más lípidos y por lo tanto tiene un mayor contenido energético.

  • Después de que el bebé se pegó por 10-15 minutos de un seno, le sacamos gases y le ofrecemos el otro seno.

  • Si notas que el bebé tiene sueño o se queda dormido, quítale la ropa y déjalo el pañal, esto lo ayudará a mantenerse despierto para comer.

  • Las madres y los niños tardan aproximadamente 3 semanas en adaptarse a la lactancia, por eso no te rindas si sientes que los primeros días es difícil, valdrá la pena luchar para obtener todos los beneficios que la lactancia tiene para ambos.

  • Uno de los miedos más grandes que tienen los padres es que su bebé no reciba una cantidad adecuada de leche, los siguientes signos nos indican que el niño esta tomando lo suficiente

Moja más de 6 pañales al días.

Se queda tranquilo después de el amamantamiento.

Gana peso adecuadamente (la primera semana los bebés pierden parte de su peso pero esa pérdida no debe superar el 10% de su peso al nacer, después de la primera semana debe ganar peso).

Se pega entre 8-12 veces los primeros días de vida.

 
 

 
Hola Doctor